En este momento estás viendo ¿Qué es un bolígrafo?

¿Qué es un bolígrafo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Ésta es la primera parte de una serie de posts sobre el bolígrafo y su historia.

El origen del bolígrafo es curioso. De tan normal como es, no nos damos cuenta de que en realidad es una tecnología muy estudiada, y que hicieron falta muchos años y sucesivos intentos hasta conseguir lo que tenemos hoy en día.

Bic” no puede faltar en esta historia, claro, pero antes de que que esta empresa francesa lo popularizara en todo el mundo, hubo muchas patentes, pues el invento no terminaba de convencer comercialmente  (era sucio y aparatoso, poco ergonómico, no se deslizaba con suavidad, etc.)

No sería hasta mediados del siglo XX en que conseguiría desbancar a la pluma, la reina de la escritura desde el siglo XIX.

Pero ¿Qué es un bolígrafo? 

Bueno, en este primer post nos podemos remitir a su propio nombre, que es muy expresivo. 

“Un bolígrafo es un instrumento de escritura consistente en una punta de carga, que contiene una esfera de carburo de tungsteno, que va dosificando la tinta a medida que se la hace rodar sobre la superficie, del mismo modo que un desodorante de bola” 

Según la Real Academia de la Lengua Española, es un “Instrumento para escribir que tiene en su interior un tubo de tinta especial y, en la punta, una bolita metálica que gira libremente”.

Cabe decir que antes de que este instrumento fuera el más utilizado, el primer nombre que se le dio fue “pluma esferográfica“, o “esferógrafo“, por comparación con la pluma estilográfica, ya que comparten el hecho de disponer de un depósito interno donde va la tinta,  y desde el cual va fluyendo hacia la punta. Es decir, que no hace falta ir tomando la tinta desde un tintero externo cada pocos minutos.

Como vemos en las películas antiguas, para escribir se usaban plumas de ave físicas, lo que hacía del mero acto de escribir algo muy lento y elaborado. Estas plumas fueron perfeccionándose poco a poco durante siglos en la época moderna, para mejorar los defectos de las plumas naturales, pero conservando siempre un cuerpo sobre el que debe recargarse la tinta (en contraposición a otros útiles de escritura que no emplean tinta, como por ejemplo punzones). 

De ahí que la pluma estilográfica conservara la palabra “pluma” en su acepción  (y no simplemente “estilógrafo”, que sería lo más correcto). Y la punta sobre la que se descarga la tinta, “plumín” o “plumilla”. Si bien con el tiempo se abrevió a “estilográfica“, o simplemente “pluma“. 

Etimológicamente, la palabra “Bolígrafo” está formada por Bola + Grafo.
 
`Bola´ proviene del latín Bulla (pronunciado bula) = “Burbuja” o esfera. 
‘-Grafo’  proviene del griego antiguo χραφειν, (pronunciado grafein) = “Escribir”.
 
Sinónimos en castellano para referirse al bolígrafo serían por ejemplo los siguientes:
  • Birome o biro. Palabra empleada en Argentina, Paraguay y Uruguay, debido al nombre del inventor Lazlo Biro, húngaro exiliado en Argentina en los años 1930 por el nazismo. (Argentina sería el primer país donde empezaron a usarse los primeros bolígrafos comerciales, en los años 1940, poco tiempo antes de Bic).

También dicen Biro en algunos países europeos, así como en Australia y Nueva Zelanda.

  • Esfero. Es abreviatura de “esferográfo”. Este vocablo se emplea en Colombia, en la capital (Bogotá).
  • En Brasil y Portugal tienen una palabra parecida, caneta esferográfica (abreviada a caneta, “cañita”).
  • Pluma. Se emplea mucho en toda Suramérica, sobre todo en Centroamérica, y también en México. Deriva de “pluma esferográfica”.
  • Plumero. Deriva a su vez de “pluma”, y es propia de la zona del Caribe.
  • Lápiz pasta. Es propio de Chile, y en este caso hace alusión a la tinta, pues es más densa que la de estilográfica o la tinta china.
  • Lápiz tinta. De Honduras. Deriva de “pluma tinta”.
  • Lapicero o Lapicera. En toda Suramérica y en México.
  • Puntabola. En Bolivia. Curiosamente es la palabra más parecida al inglés, castellanizada: “Ball point pen” quiere decir, literalmente, “Lápiz de punta en bola”.
Todas estas palabras no se excluyen entre ellas, se emplean indistintamente, en mayor o menor medida dependiendo de las zonas hispanohablantes, sobre todo “pluma”, también junto a “bolígrafo”, que es la que adoptamos en España y que coloquialmente abreviamos a boli. Ocasionalmente también se usa la palabra bic, por la marca, como en otros países europeos. 
En España no se usa ninguna de las otras acepciones mencionadas.
Por último, dentro de España “bolígrafo” o “boli” se dice igual en todas las lenguas de la península (castellano, catalán, gallego, valenciano), salvo en vasco, que se traduce a “Bolaluma“, o “Luma“.

A continuación algunas traducciones y usos de la palabra bolígrafo a otros idiomas:

    • Inglés: Ballpoint pen, Ballpoint, Ballpen, Biro
    • Francés: Stylo, Bille, Bic
    • Italiano: Penna biro, Matita, Penna a sfera
    • Alemán: Kugelschreiber, Kuli
    • Portugués: Caneta esferográfica, Caneta
    • Griego: στυλό  (styló)
    • Vasco: Bolaluma, Luma
    • Checo: Propiska
    • Islandés: Kúlupunktur
    • Noruego: Kulepenn
    • Lituano: Rutulinis taškas
    • Ruso: ручка (rutchka)
    • Bielorruso: шарыкавая (šarykavaja)
    • Ucraniano: кулькова (kulʹkova)
    • Húngaro: golyóstoll
    • Búlgaro: топка (topka)
    • Rumano: Pix
    • Árabe: قلم حبر جاف  (qalam habr jaf)
    • Turco: tükenmez kalem
    • Hindi: बॉल प्वाइंट  (bol pvaint)
    • Mongol: бөмбөгний цэг  (bömbögnii tseg)
    • Chino: 圆珠笔  (yuánzhubi)
    • Japonés: ボールペン  (borupen)
    • Coreano: 볼펜  (bolpen)
    • Thailandés: ปากกา  (pakka)
    • Vietnamita: Bút bi
    • Maorí: Poipoi
    • Hawaiano: Pōpopo
    • Nepalí: कलम  (Kalama)
    • Swajili: Kalamu
    • Zulú: Iphoyinti lebhola
    • Somalí: Bar-ballaadhineed
    • Afrikaans de Suráfrica: Balpunt 
    •  
    •  
    •  

Bolígrafo